Filter

Que las balas  huevos vibradores son un básico en el cajón de los juguetes, no es un secreto para nadie. Es uno de los primeros juguetes que se suelen adquirir, y nunca llegas a aburrirlos… ¿Por qué? Pues por su versatilidad, porque consigues satisfacción dónde y cuando quieras. Porque los puedes utilizar solo o en compañía, son el regalo ideal para aquella persona a la que aprecias y crees que le hace falta un poco de contacto consigo mismo… La lista empieza y no acaba.

¿Balas huevos vibradores, qué elegir?

Probablemente cualquier persona que los haya probado antes tendría la respuesta muy clara: No elijas, ¡consigue los dos! Y la verdad es que puedes disfrutar mucho de estos dos pequeños amigos.

Los huevos vibradores están especialmente diseñados para dar placer a tu sexo, adaptándose de manera deliciosamente precisa a tu vulva. Su textura aterciopelada, su vibración increíble y su pequeño tamaño harán que queras llevarlo a todas partes… ¿Quieres más? Los tienes con control remoto y resistente al agua, para que haga que olvides un día duro mientras tomas un baño, y si quieres hacer más travesuras, deja que otra persona controle el mando a distancia…

Las balas vibradoras se llaman así por su pequeña forma que parece, efectivamente una bala… un disparo de puro placer. Pocas cosas se pueden decir de este pequeño amigo que toda mujer debería llevar en su bolso. Precisamente parte de su éxito es su tamaño discreto pero engañoso, ya que oculta en su interior un potente vibrador ideal para descargar toda la tensión, los nervios y el estrés mientras llegas al orgasmo dónde y cuando quieras.

Aunque ambos juguetes son pequeños y diseñados para el placer femenino, la forma es su principal seña de identidad y es lo que les diferencia.

Balas y huevos vibradores: Los primeros juguetes

El autodescubrimiento es importante para conocernos y gozar de una vida sexual plena. Las balas y los huevos vibradores son unos juguetes muy recomendados para principiantes. Son muy sencillos de utilizar, discretos y cuentan con distintas velocidades y modos de vibración, lo que los hace muy divertidos y satisfactorios.

Tanto la bala vibradora como el huevo vibrador son juguetes ideales para estimular el clítoris y la zona externa de la vagina, por lo que no implica necesariamente penetración, además de poder utilizarse para estimular otras zonas muy sensibles del cuerpo, como los pezones.

Date el capricho más placentero y hazte con balas huevos vibradores porque los hay de todos los estilos y funciones… ¡No podrás decidirte solo por uno!